La Villa de Medellín, un gran descubrimiento

La Villa de Medellín, un gran descubrimiento

Cuando tienes unos días libres en el trabajo piensas que puedes hacer una escapadita con la familia a algún lugar agradable, conocer algo nuevo… España es un país inmenso con multitud de rincones por descubrir, con una naturaleza y un paisajismo espectacular, con ciudades y villas repletas de historia y de importantes monumentos que nos pasan desapercibidos hasta que por casualidad cae en nuestras manos un folleto, un artículo periodístico, algo que llama nuestra atención y de repente sentimos que tenemos que ir ahí, que tenemos que conocer ese lugar. Eso es exactamente lo que me ocurrió con Medellín, un ayuntamiento perteneciente a la provincia de Badajoz, y uno de los enclaves más significativos y representativos de Extremadura, buena prueba de ello es que su escudo de armas y su bandera fueron adoptados oficialmente por la Junta de Extremadura.

Por su estratégica situación geográfica, a orillas del río Guadiana y de su afluente Ortigas y a pie de un cerro que domina el entorno, Medellín fue elegida por los Celtas, Tartesios y otros pueblos como punto para fijar sus asentamientos, tal y como prueban los restos encontrados, pero fueron los romanos quieren fundaron la villa y le dieron nombre. A lo largo de los siglos esta ciudad siempre estuvo presente, en ella dejaron su huella los visigodos, los musulmanes y las sangrientas luchas por el reinado de Castilla. Fue tierra de conquistadores, pues aquí nació el célebre conquistador de México, Hernán Cortés, y también por ella pasaron los franceses durante la guerra de la independencia y fue objetivo militar de primera magnitud durante la guerra civil española, ya en pleno siglo XX.

Como resultado de todo este devenir de acontecimientos, Medellín conserva importantes monumentos arquitectónicos que no podemos dejar de visitar, y entre los cuales podemos mencionar:

–       Castillo. Situado en lo alto del cerro que domina la ciudad, es una fortificación defensiva del siglo XIII que tuvo una importancia clave en la época musulmana, siendo destruido a mediados del siglo XIV por Pedro I, el Cruel y reedificado poco después conservándose hasta nuestros días. Tiene doble perímetro amurallado con numerosos torreones de refuerzo, portadas y patio de armas.

–       Teatro romano. Se sitúa en la ladera sur del cerro del castillo aprovechando el desnivel del terreno, se encuentra en un buen estado de conservación, destacando el elevado número de sillares originales que se conservan en sus gradas.

–       Plaza de Hernán Cortés. Presidida por la Casa Consistorial, en su centro se yergue en bronce el monumento erigido en 1890 a Hernán Cortés.

–       Torre del reloj. Se trata de un torreón cuadrado coronado por una espadaña que acoge la campana del reloj de la Villa.

–       Iglesia católica de Santiago. Originaria del siglo XIII, se alza próxima al castillo, su planta es de una sola nave de reducidas dimensiones, destaca su portada gótica.

–       Iglesia católica de San Martín. También del siglo XIII, en ella se conserva la pila de granito donde recibió el bautismo Hernán Cortés, por lo que fue declarada Monumento de Interés Histórico Artístico, en el año 1990 por la Junta de Extremadura

–       Puente sobre el Guadiana. También denominado Puente de los Austrias. Fue reconstruido en el siglo XVII bajo el reinado de Felipe IV, tiene 20 arcos en sus 430 m. de longitud, destacando en su zona central un templete con el escudo de los Austrias y tres hornacinas que contienen las imágenes de San José, San Antonio y San Francisco.

¿Dónde alojarse en Medellín?

Junto a este puente y a orillas del río Guadiana se encuentra el Hostal Río, un alojamiento que cuenta además con una entrada que da acceso al parque arqueológico de esta histórica Villa de Medellín. El Hostal Río, está considerado como uno de los mejores hostales para pasar unos días con toda la familia, un lugar ideal para desconectar, descansar, relajarse, hacer turismo cultural o incluso practicar deportes como la pesca, pues en el mismo hostal gestionan los permisos necesarios para poder practicarla durante todo el año. Sus instalaciones están dotadas de todos los servicios, además de conexión wifi. En el se ofrecen tanto habitaciones dobles como individuales o apartamentos con cocina completa para que el cliente disfrute de una estancia lo más agradable posible y con la comodidad de poder sentirse como en su propia casa.