El lujo de tener un jardín

El lujo de tener un jardín

Tener un espacio al aire libre aledaño a la casa es un lujo que no todos se pueden permitir. Las grandes urbes, en las que las edificaciones destinadas a la vivienda, se basan en minimizar los espacios, no son compatibles con los patios o jardines con los que se contaba antiguamente.

Para los más privilegiados, aquellos que cuentan con un espacio al aire libre, ya sea patio o jardín, con independencia de si viven en la ciudad, el campo o un pueblo, hemos hablado con los profesionales de Toldosclot, expertos en pérgolas para crear sombras en esos espacios de lujo, llamados jardines.

Si cuentas con un patio en tu casa y quieres convertirlo en el espacio perfecto para conjugar plantas y relax, hacer de ese patio un jardín ideal para disfrutar solo o en la mejor de las compañías, sigue leyendo. Vamos a darte algunas ideas para convertir tu jardín en un jardín de lujo, sin contar que el mero hecho de contar con ese privilegio ya es Deluxe.

Contar con un jardín en tu hogar es una gran suerte, después del confinamiento, la demanda de viviendas que cuenten con un patio o jardín, ha aumentado de forma ostensible. Puesto que se trata de un espacio creado para el uso y disfrute absoluto, en el que puedas estar en contacto directo con la naturaleza, creando un entorno único y personalizado, hay que ser cuidadoso con la elección de todo lo referente a su acondicionamiento.

Mobiliario adecuado a gustos y necesidades

Crear un espacio de lujo en tu jardín, no tiene porque rozar la extravagancia. Al contrario, el mobiliario para ese jardín debe ser acogedor, elegante y refinado sin perder la comodidad. Crear zonas de sombra, mediante toldos, sombrillas o pérgolas, donde colocar tumbonas, para relajarse. Elegir mesas funcionales, con sillas en las que puedas relajarte mientras tomas un tentempié a la sombra de ese árbol que has conseguido plantar, o en su defecto, de una elegante sombrilla.

Es fundamental que exista una continuidad en la decoración del interior de la casa y el espacio exterior. Los resultados de esa continuidad, deben reflejar la elegancia del interior, la funcionalidad y a la vez, la calidez de tu vivienda. Plasmar esa esencia a la hora de elegir la decoración del jardín es un factor a tener en cuenta, si quieres combinar el lujo con la personalidad.

La tendencia en la decoración actual, es la de elegir tonos neutros, beige e incluso grises que combinan a la perfección con las maderas. Elegancia y diseño tanto para la cheslón como para la maxi hamaca del jardín. Almohadones para proporcionar mayor confort, son el complemento ideal para relajarse.

Como comentábamos anteriormente, las pérgolas de lujo, con acabados metálicos o de madera, son el complemento ideal para que tu jardín cuente con esas zonas de sombra necesarias para poder disfrutar del entorno sin tostarse al sol más de lo necesario. Crear esos espacios de sombra donde se sienta la frescura que emanan las plantas del jardín, es otro de los lujos añadidos.

Ornamentos para decorar ese espacio natural como jarrones, lámparas o elementos para iluminar de noche, no pueden faltar tampoco. La tendencia son los jarrones de tamaño XXL, lo minimalista pierde relevancia en este apartado, teniendo en cuenta los tamaños, sin embargo, la cantidad de jarrones u otros elementos, no debe ser exagerada.

Estilo propio, pero con elegancia

Antes de decidir todo lo referente al mobiliario, tener en cuenta la continuidad que debe existir entre el interior y el exterior y lograr hallar esa concordancia, hay que decidir el estilo que queremos darle a ese espacio que vamos a crear para nuestro uso y disfrute particular.

Como venimos diciendo, contar con la posibilidad de tener un jardín en casa, ya es todo un lujo y un privilegio. Pero el lujo puede tener diversas caras, confort, funcionalidad, elegancia, etc.

Así que conviene redefinir ese estilo propio y refinarlo para transportarlo al jardín. Para ello, lo principal es elegir el foco en donde quieres poner la parte importante de tu jardín. Ese será el eje principal que marcará ese estilo que venimos buscando. Este foco puede ser cualquier elemento: una fuente, una estatua, un banco de forja, o simplemente, el camino que marcas al cortar el césped o colocar unas macetas.

Un ejemplo, crear un camino de piedras sobre el césped y bordearlo con un camino de flores.

Crear un espacio que parezca más amplio de lo que en realidad es puede hacerse siguiendo cuatro pasos:

  • En primer lugar, utilizar el mismo material para todo el suelo del jardín.
  • Utilizar la técnica del eje citada anteriormente. Crear un punto de interés, otorgará sensación de profundidad visual.
  • Distribuir las plantas y crear grupos de flores de forma separada e independiente.
  • Hacer particiones en el jardín, creando diferentes zonas.

Este último paso, no consiste en tabicar el jardín y crear habitaciones, simplemente, se trata de crear espacios diferentes e independientes entre si pero a la vez, con un nexo común. Por ejemplo, una zona para el huerto, otra para la barbacoa, otra para comerse esa barbacoa, etc.

Con esto, otorgarás funcionalidad a tu jardín y aprovecharás más el espacio.

Para crear esas divisiones, puedes jugar con los materiales del suelo, plantas, vallas de madera, piedra…

En el caso de urbanitas con jardín en la terraza del ático o en chalets flanqueados por muros, no hay problema. La frialdad de esos muros puede aligerarse con la colocación de un jardín vertical, plantas, flores y ornamentos que den vida a esas paredes.

Por último, no hay que olvidar la iluminación. Si bien es cierto que venimos hablando de disfrutar de un jardín a pleno día y a pleno sol, las noches de verano son muy propicias para sentarse en ese mini entorno natural.

Prestar atención a la iluminación que vamos a ponerle a ese rincón especial es fundamental para potenciar todo su encanto. Luces tenues marcando estilo en cada punto clave del jardín: un escalón, plantas, el sofá, etc.

El detalle es el máximo exponente para lograr crear ese jardín a todo lujo. Cuidar al máximo hasta el más mínimo de esos detalles, harán que tu espacio sea único. La elección de las plantas que vas a colocar para dar vida, aportar color y aromas a tu jardín, es otra de las tareas que más personalidad otorgarán al jardín. Si pretendes un jardín zen, el bambú será el mejor aliado, pero si tu estilo es más bien romántico, unos rosales serán la mejor elección. Evidentemente para gustos, los colores, cada uno diseña su espacio como más le guste.

Antes de finalizar con estos consejos para crear un jardín de lujo, recordar la importancia del mantenimiento. Mantener en condiciones óptimas el jardín es fundamental para evitar el deterioro del mobiliario o deslucimiento de las plantas. Por lo tanto, tras elegir bien el mobiliario, hay que asegurarse de cual es el mantenimiento que va a requerir para aumentar su durabilidad. Es de sobra sabido que algunos materiales no soportan bien ciertas circunstancias climatológicas por mucho que nos gusten, como es el caso de las maderas.

En cuanto a las plantas, flores y césped, cuidarlas como corresponde a cada una de ellas es tarea obligada y diaria. Algunas requerirán una atención constate en tanto que otras, podrán prescindir de las visitas diarias de su cuidador. El césped, si se trata de uno natural, crece. Por lo tanto, no hay que olvidar repasarlo de vez en cuando, podar los setos, árboles y mantenerlos a salvo de plagas o enemigos naturales.