Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

10 fiestas curiosas que se celebran en España

La cultura española esconde eventos y fiestas singulares dignas de conocer. Hay muchas a lo largo de toda la geografía nacional, pero en este artículo te vamos a hablar de 10 fiestas curiosas que se celebran en España.

  1. Cipotegato en Tarazona (Aragón)

El Cipotegato es una fiesta peculiar que se celebra cada 27 de agosto en la ciudad de Tarazona, en la provincia de Zaragoza.

Esta tradición que cuenta con cientos de años de historia llena de tomates la ciudad. Y es que a las 12 del medio día del Ayuntamiento de Tarazona sale un personaje vestido de arlequín que están esperando miles de personas con tomate en mano para lanzárselo. El Cipotegato realiza un recorrido de 15 minutos aproximadamente por la ciudad para volver a la plaza desde la que ha salido y celebrar su triunfo subido a una estatua a la que da nombre.

Puede que te preguntes, ¿y quién querría ser este personaje al que lanzan cientos de tomates? Pues cientos de turiasonenses y es que es un orgullo vestir este traje. Porque cada año el Ayuntamiento de la ciudad organiza un sorteo al que se presentan muchos jóvenes y hasta tienen que pasar un reconocimiento médico para poder optar a representar el personaje. En este sorteo se elige a la persona que será Cipotegato al próximo año, pero se debe mantener en secreto hasta que termine su recorrido.

El origen de la tradición es incierto, ya que hay dos versiones. Una que ha perdido fuerza en los últimos años y que dice que en las fiestas patronales un preso de la cárcel tenía la oportunidad de ser libre si conseguía abandonar vivo la ciudad, ya que los habitantes podrían lanzarle verduras, hortalizas o incluso piedras para dificultar el camino. Mientras que otra versión, que parece que tiene mayor veracidad dice que en las procesiones salía un personaje para perseguir a los niños. Este personaje está documentado desde el siglo XVIII y se llamaba Pellexo de gato, por lo que se cree que es el origen del actual Cipotegato.

  1. Jarramplas en Piornal (Extremadura)

Similar al Cipotegato es la fiesta de Jarramplas. “Las Jarramplas de Piornal son una fiesta que llena de vida la zona y que se celebra cada 19 y 20 de enero. Cada año esta fiesta es más multitudinaria, ya que desde 2014 es Fiesta de Interés Turístico Nacional”, explican desde Finca Valvellidos, alojamiento rural en el corazón del Valle de La Vera.

¿Y en qué consiste la fiesta? Pues Jarramplas es un personaje que se viste de manera peculiar con una vestimenta de la que cuelgan cintas de colores y lleva una máscara colorida con dos cuernos. Entonces este personaje realiza un recorrido por la ciudad tocando un tamboril y los habitantes de Piornal le tiran nabos.

Y es que los vecinos le tiran las hortalizas en forma de castigo, ya que a este personaje se le veía como un ladrón. Incluso antes le tiraban otro tipo de verduras y hortalizas como patatas.

  1. Fiesta del Asturcón en Piloña (Asturias)

Otra fiesta interesante que tiene lugar en este caso en Asturias es la fiesta del Asturcón, que se celebra desde hace más de 35 años en honor a esta especie de caballo. Porque el Asturcón es un caballo asturiano que se cría la Sierra del Sueve.

En esta fiesta se celebra que la raza se ha recuperado, ya que gracias al trabajo de los ganaderos de la zona ya no se encuentra al borde de la extinción. En esta jornada se celebran todo tipo de actividades como un espectáculo de marcaje y doma, entrega de premios a los ganaderos y caballos o una comida campestre.

  1. Las Bodas de Isabel de Segura de Teruel (Aragón)

Una fiesta con historia tiene lugar en Teruel durante el mes de febrero son las Bodas de Isabel de Segura. En este evento declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional se recrea la historia de los amantes de Teruel a través de 60 actos interpretados por cientos de actores amateurs.

En los días que duran las Bodas de Isabel de Segura la ciudad de Teruel vuelve al pasado a través de la decoración y los atuendos de época que llevan los turolenses para adquirir ese ambiente medieval.

Pero además de la representación tienen lugar otros actos como el toro nupcial, un festejo taurino que simboliza el rito medieval de la fecundidad y consistente en que un toro bravo recorre las calles de la ciudad.

  1. Cruces y Fuegos de Mayo de Los Realejos (Canarias)

Las Cruces y Fuegos de Mayo se celebran cada año el 2 y 3 de mayo en la localidad de Los Realejos en Tenerife. En estas fechas la ciudad cambia por completo de color porque la localidad se decora con más de trescientas cruces enramadas, flores y velas. Así, estas decoraciones adornan fachadas, calles, ventanas, patios y balcones dotando de color el municipio.

Pero además, se celebra un espectáculo de pirotecnia. De ahí el nombre de la fiesta de cruces y fuegos. El espectáculo de pirotécnica es digno de admirar, ya que durante casi tres horas se puede vivir un continuo disparo de pólvora.

  1. Batalla de flores de Laredo (Cantabria)

Otra fiesta singular que se celebra en nuestro país es la Batalla de flores de Laredo, en Cantabria. Esta festividad llena de color y alegría cada rincón de la ciudad, ya que durante la jornada tienen lugar varios eventos. Uno de los más populares es el Gran Desfile de Carrozas, donde distintas agrupaciones crean llamativas carrozas con miles de flores que recorren Laredo. Y otro evento esperado tiene lugar por la noche, con actuaciones y fuegos artificiales.

Pero la magia de esta fiesta no sólo se vive el propio día, también la noche anterior, llamada La Noche de la Flor. En esta noche mágica para Laredo se puede ver cómo los colaboradores trabajan en cada carroza con miles de flores cortadas los días previos al desfile para que luzcan y rezumen su máxima frescura.

  1. Paso del fuego de San Pedro Manrique (Castilla y León)

Una fiesta con historia y tradición se celebra en la noche de San Juan en la localidad soriana de San Pedro Manrique. Y es el Paso del Fuego y la Fiesta de las Móndidas. Pero el acto más llamativo es el paso del fuego, un evento que tiene como protagonista el fuego, que se cree quema todo lo viejo para dar paso a lo nuevo.

En la noche de San Juan algunos sampedranos cruzan un sendero de ascuas descalzos en un recinto creado especialmente para ello junto a la ermita de la Virgen de la Peña. Además, los tres primeros jóvenes que decidan pisar las ascuas lo deben hacer con las móndidas de las fiestas a cuestas.

Las móndidas son mujeres vestidas de blanco y con mantones, que según algunos representan a las antiquísimas sacerdotisas de las tribus celtibéricas.

  1. Els Enfarinats en Ibi (Comunidad Valenciana)

La fiesta de Els Enfarinats, los enharinados en español, tiene lugar cada 28 de diciembre en Ibi (Alicante) dentro del marco de las fiestas de invierno.

Esta peculiar festividad tiene como acto principal una auténtica batalla campal en la que los participantes se tiran harina, huevos y petardos. Además, los participantes “luchan” en dos bandos simbólicos que luchan por el poder. Y hay algunos personajes como los enmantados, los enharinados, el alcalde, los alguaciles o el rey y virrey, entre otros.

El origen de esta festividad es algo incierto, pero hay algunos historiadores que dicen que el predecesor de este evento se puede encontrar en la Antigua Roma donde un día al año los esclavos daban órdenes a sus amos. No obstante, de su historia reciente hay que señalar que se dejó de celebrar en 1950 y se recuperó en 1981.

  1. Batalla del vino de Haro (La Rioja)

Otra batalla campal tiene lugar en la localidad de Haro en La Rioja cada 29 de junio. Pero en este caso se cambia la harina por vino tinto. Y es que los participantes acaban completamente morados, por el color del vino porque la festividad consiste en eso, lanzar vino a otros participantes.

El origen de esta fiesta parece encontrarse en una romería que se realizaba en honor de Felices de Bilbio. Y un día esa romería, llena de jolgorio y alegría muchos asistentes acababan manchando de vino a otros como broma. Pero por este motivo muchas personas dejaron de asistir a tal romería, aunque en 1949 la romería ya se denominaba batalla del vino. Y desde entonces el evento no ha parado de crecer y reúne a miles de personas cada año que quieren disfrutar de esta peculiar fiesta.

  1. El Volatín y el Ángel de Tudela (Navarra)

Y la última fiesta de la que vamos a hablar en este artículo es El Volatín y el Ángel de Tudela que tiene lugar en los últimos días de la Semana Santa.

El Sábado Santo se realiza la quema y el zarandeo del Volatín, un muñeco al que se le coloca un petardo en la boca. Este muñeco se zarandea con fuerza hasta que acaba en el suelo y destrozado. Un acto que recuerda el suicidio de Judas. Y ya el domingo por la mañana se celebra el acto central, la Bajada del Ángel. Este evento congrega cada año en la Plaza de los Fueros a miles de personas. En la fiesta un niño vestido de ángel vuela por los aires hasta llegar a la imagen de una virgen vestida de luto. Entonces, el ángel le quita el pañuelo como símbolo por la resurrección de Cristo y la tristeza se convierte en alegría.

Esperamos que estas fiestas os hayan sorprendido, pero si queréis conocer otras festividades interesantes os recomendamos visitar la lista de fiestas declaradas como Interés Turístico Nacional porque estas fiestas cuentan con historia, atractivo, cultura y son multitudinarias.

¿Qué te parece el jabón de manos ecológico?

Te habrás dado cuenta de que, desde hace algún tiempo, hay personas que suelen adquirir jabones de manos ecológicos debido a que son productos que han sido elaborados de forma artesanal. ¿Qué diferencia

¿Por qué no viajas a Tanzania?

Es posible que se trate de un lugar curioso a la par que extraño pero piensa que no hay nada que resulte mejor que viajar a lugares diferentes. Tanzania cuenta con mucha fauna

Scroll al inicio