Albacete, un lugar mágico que te atrapará para siempre

Albacete, un lugar mágico que te atrapará para siempre

El pasado mes de septiembre tuve el placer de visitar Albacete con motivo de la Feria celebrada anualmente en honor a la Virgen De Los Llanos, y que ha sido declarada de Interés turístico internacional en el año 2008 y la mejor fiesta popular en el 2009 y 2013. La ciudad, la más grande de la comunidad autónoma de Castilla La Mancha, ofrece, contrariamente a lo que muchos piensan, multitud de posibilidades al viajero, paisajes únicos, lugares llenos de encanto, una excelente gastronomía, y sobre todo mucha fiesta y tapeo. Personalmente, lo que más me llamó la atención fue su impresionante paisaje fluvial, el Nacimiento del río Mundo, las Hoces del río Cabriel, la cuenca del río Segura o el pantano del Taibilla, que ofrecen un espectáculo visual que no dejará indiferente a nadie.

Nerpio, es una de las localidades más atractivas con las que cuenta la provincia de Albacete, y allí decidí hospedarme, concretamente en el Cortijo El Sapillo, una casa rural a 22 km del conocido Pantano de Taibilla o de Turrilla. Este cortijo se encuentra a 34 km del Sabinar, a 58 de Archivel y a 65 de Moratalla. Aquí tuve la oportunidad de pasear por sus frondosos bosques y de observar la fabulosa fauna que alberga la región, practicar senderismo o contemplar los restos de fósiles marinos de enorme valor paleontológico y que están repartidos por toda la zona. Las rodeas que rodean a esta casa de turismo rural, destacan por su rica y variada vegetación: tomillo, romero, coscojas, retamas, esparto, jara, matorrales espinosos de las cumbres, junto con especies arbóreas como el Pino, la Sabina, la Acebeda, el Nogal, etc…

La impresionante naturaleza del municipio de Nerpio y su vasto patrimonio cultural declarado Patrimonio de la Humanidad, lo convierten en un destino obligado para todos los amantes del senderismo o la espeleología.

Las maravillas de Albacete

Albacete cuenta con una geografía privilegiada, montañas, ríos y parques naturales asombrosos ideales para practicar todo tipo de actividades de montaña, pasear o darse un agradable baño bajo las impresionantes cascadas del Río Mundo, por ejemplo.

El Nacimiento del río Mundo

El original nacimiento de este río y su belleza sin igual, hará las delicias de todo aquel que se considere amante de la naturaleza. Desde el interior de una fantástica cueva se precipita una impresionante cascada de agua que se precipita, salvaje, sobre las rocas, dando lugar a un espectáculo único, los Chorros del río Mundo.

Las Hoces del río Cabriel

Esta reserva natural forma un parque natural y es una frontera natural ente Albacete, Cuenca y Valencia, y destaca por su biodiversidad, producto de los diferentes hábitats que posee y que acoge a diferentes especies de aves, como el águila real o el halcón peregrino y que da cobijo a la nutria.

Su vegetación  combina bosque mediterráneo (bosques y matorrales, típico de los lugares con clima mediterráneo), vegetación rupícula (plantas que viven en las rocas) y vegetación de ribera (que depende de la humedad del suelo) y acoge multitud de especies arbóreas y matorrales  como coscoja, espino negro, madroño, jazmín silvestre, lentisco o cornicabra, pudiéndose encontrar boj o espantalobos  en las zonas más húmedas.

El pantano del río Taibilla

Este pantano se encuentra sobre el río Tabilla y es un lugar ideal para divisar diferentes especies de aves. Cerca de aquí también se encuentra Turilla, una villa fantástica villa que igualmente acoge una enorme variedad de vegetación y fauna.

Toda la provincia de Albacete ofrece un espectáculo natural, cultural y artístico que la convierten en un lugar fantástico que debería visitar todo el mundo, sobre todo los amantes de la naturaleza, los viajeros y los apasionados por los deportes de montaña. Si visitas Albacete, el refrán popular que hace referencia a este municipio, dejará de tener sentido para ti. Si vas a Albacete, volverás seguro.

Hasta aquí mi guía turística por la ciudad manchega, te invito a visitarla para que descubras por ti mismo los encantos que encierra este asombroso lugar. Yo continuaré viajando alrededor del mundo y seguiré compartiendo mis experiencias con todo aquel que quiera conocerlas.