Cartagena, uno de los destinos más desconocidos de España

Cartagena, uno de los destinos más desconocidos de España

En nuestro país existen cientos de lugares diferentes que tenemos por descubrir y es que cada uno de ellos es un destino en el que deberíamos de pasar, al menos, una semana para conocerlo a fondo, sin embargo, muchas veces por tiempo, otras por desconocimiento, nos dejamos en el tintero decenas de lugares que no por no ser conocidos, dejan de ser bellos. La ciudad de Cartagena es uno de estos destinos de los que os hablamos y es que se trata de una ciudad llena de tesoros de la que nos podremos quedar prendados de ella con tan solo visitarla una vez y es que bajo sus muros y su buen ambiente se guardan cientos de años de historia que bien podrían narrar la vida de nuestro país, al menos, de la parte mediterránea. Se trata de una ciudad costera, tranquila y recogida y por ello los romanos no dudaron ni un ápice en asentarse en esta tierra que tantas alegrías les dio. Por ello, a través de las próximas líneas os invitamos a descubrir con nosotros la ciudad de Cartagena para que conozcáis un poco mejor este destino de ensueño.

La ciudad de Cartagena está situada en la región de Murcia y en ella se asienta uno de los puertos deportivos más importantes de la comunidad, pero más allá de eso y del buen ambiente que reina en esta urbe, lo cierto es que Cartagena es una ciudad plagada de historia. Por ello, nosotros os recomendamos que contactéis con Shore Spain tours para poder conocerla más a fondo y es que ellos os guiarán por las entrañas de la ciudad para que la paseéis hasta el último metro y así sepáis la importancia que tuvo esta ciudad en el pasado. Además, desde la concejalía de turismo también se intenta potenciar la historia de la ciudad y, para ello, han desarrollado un sitio web con una información muy completa. No obstante, nosotros no queremos ser menos y, por ello, a continuación, os dejamos algunos de los monumentos que no os podéis perder en vuestra visita a tierras murcianas.

  • Teatro romano. La construcción de este teatro se inició a finales del siglo I a.C. y se trata del monumento y espacio museístico que más visitas recibe de toda la región de Murcia. Sobre los restos del teatro se asientan las ruinas de la Catedral de Santa María la Vieja, la cual fue destruida durante la Guerra Civil Española.
  • Barrio del Foro Romano. Se trata de un conjunto arqueológico formado por un complejo termal, al cual podemos acceder por un monumental espacio porticado. También cabe reseñar el Edificio del Atrio, de dos plantas, anexo al foro de la antigua ciudad.
  • Muralla púnica. Fue construida en el año 227 a. C., a la vez que se fundó la ciudad. Hoy en día es uno de los escasos restos del pasado cartaginés de la ciudad, y única muralla púnica que se conserva en todo el territorio europeo.
  • Casa de la Fortuna. Es una vivienda romana del siglo I a. C. que destaca por conservar mosaicos y pintura mural.
  • Es la sede del colegio de sacerdotes del emperador Augusto en la ciudad.
  • Anfiteatro romano. Actualmente se encuentra en proceso de excavación arqueológica y se prevé que arroje mucha luz sobre la historia de la ciudad.
  • Catedral de Santa María la Vieja o de Nuestra Señora de la Asunción. Data del siglo XIII y fue reformada por Víctor Beltrí en el siglo XIX, aunque acabó siendo parcialmente destruida durante la Guerra Civil. Se asienta sobre el teatro romano.
  • Castillos y fortalezas. La Atalaya, Concepción, Despeñaperros, Galeras, Moros y San Julián, son algunos de los más destacados y visitados.

La historia de Cartagena, una urbe a defender

Como toda ciudad costera era muy suculenta para poder conquistar y es que su ubicación, recogida del mar Mediterráneo la hace muy atractiva para ser usada como puerto de abrigo. Es por ello por lo que para que no fuese conquistada, a lo largo de la costa se instalaron diferentes baterías militares, siendo las más importantes: las delcFuerte de Navidad, Santa Ana, Trincabotijas Alta y Baja, Castillitos, Roldán, La Parajola (desde donde se hundió el buque Castillo de Olite). Pero lo cierto es que estas no son las únicas que existen y es que si nos damos un paseo por la zona costera podremos descubrir algunas más, en diferentes estados de conservación.