Villanueva de la Jara y su Museo del Humor

Villanueva de la Jara y su Museo del Humor

La provincia de Cuenca encierra multitud de encantos. Una de las poblaciones más atractivas es Villanueva de la Jara, así como el entorno que la rodea, así como el Museo del Humor de Casasimarro.

Vamos a ver que se puede encontrar en Villanueva de la Jara y en sus alrededores, además de poder disfrutar de su historia y gastronomía, una localidad que, como su comarca merece la pena ser visitada.

Algo de historia de Villanueva de la Jara

Como decimos,  Villanueva de la Jara es una villa perteneciente a la provincia de Cuenca que podemos decir que nació gracias a la Reina Católica, una monarca a la que se la apoyó a la hora de luchar por tener la Corona de Castilla. Esto fue al contrario que Alarcón, que como apoyó a la Beltraneja, lo que hizo fue perder los favores que tenía de la Corona.

En su historia, lo cierto es que La Jara se vio afectada por muchos momentos de gran importancia para la historia de España. Desde las distintas guerras y enfrentamientos que sufrió nuestro país como el proceso sucesorio o de independencia, así como las guerras carlistas y también la guerra civil española.

Todo ello, como nos dicen los expertos en alojamiento rural de lasaldabas.es, podemos verlo en su arquitectura, esencialmente todos los movimientos de carácter cultural y arquitectónico, que van desde la Edad Media al Renacimiento, desde la era moderna hasta la actual.

Villanueva de la Jara es una Ciudad Teresiana, puesto que Teresa de Jesús visitó la villa en 1580 y lo que hizo fue fundar un convento de las carmelitas descalzas.

Ahora Villanueva de la Jara es parte de la ruta turística “Huellas de Teresa de Jesús”, que lo que hace es recorrer la diecisiete ciudades en las que Santa Teresa levantó la fundación.

La Plaza Mayor

Hablamos del centro principal de esta villa. Aquí se encuentra el Ayuntamiento, que es un edificio perteneciente al renacimiento del siglo XVI y que tiene dos líneas de arcos de medio punto que llaman la atención.

Al lado del Ayuntamiento se encuentra la Torre del Reloj que es bastante más antigua, de finales del medievo.

En frente de la torre del reloj, en la misma plaza, encontramos la Posada Massó, que es del siglo XVI y es donde se iban alojando los viajeros y demás comerciantes de la época. Se encuentra francamente bien conservado y la chimenea que tienen es la original, lo mismo que algunas habitaciones.

Podemos terminar hablando de la Villa Enriqueta, que es un edificio modernista que en un principio era modernista y que luego pasó a ser un hospital en tiempos de la Guerra Civil y que ahora han pasado a ser viviendas privadas.

La Basílica

La misma fue realizada con las piedras del castillo antiguo de origen árabes que se encontraba también en la población en el Siglo XV.

Pensemos que esta villa tuvo una gran importancia en el pasado. De igual forma, suele llamar mucho la atención el retablo dorado y también la decoración de la basílica.

Más sitios que pueden ser visitados

En este sentido, es posible realizar la visita a la Iglesia del Carmen, el Convento de Santa Ana que también fundó Santa Teresa de Jesús, el Rollo de la Justicia que otorgaron los Reyes Católicos y que podemos decir que es similar a una columna de piedra y que se encuentra en la Plaza de Lazaras.

De igual forma, es posible realizar la visita a la Ribera de San Benito, que se encuentra en el Río Jucar, donde su puente era una importantísima vía de comunicación entre Levante y Castilla. Por otra parte, era posible ir a las Casas de Santa Cruz, que es un sitio de turismo rural y que dispone de una gran tranquilidad.

Existen también una serie de casas y hoteles rurales en esta villa en el caso de que quieras pasar un fin de semana o más días en la zona.

¿Dónde y qué debemos comer?

Lo primero que debemos decirte es que los champiñones en esta población debemos comerlos sí o sí.

Nos encontramos en una zona de gran fama por la calidad y gran sabor que tienen sus champiñones, puesto que se van a cultivar en cuevas naturales de manera artesanal, pese a que ahora existen naves industriales que lo que hacen es reproducir las condiciones de las cuevas.

No tenemos que perder de vista sus nervios, quesos, embutidos y demás dulces clásicos. En este sentido, es posible visitar bodegas de fama como los Viñedos Ponce o Moratalla.

En este sentido, no debemos olvidar que el vino de Moratalla es realmente bueno y también en esta villa tienen una serie de empresas de enoturismo que lo que hacen es organizar una serie de visitas a las bodegas de la zona.

Si quieres ser más práctico, también tienes sitios más comunes como por ejemplo la pizzería El Barrio, o restaurantes comunes, por lo que tienes mucho para elegir y no vas a pasar ni hambre ni sed.

¿Cómo se llega?

Si queremos llegar a Villanueva de la Jara, solo tienes que tomar la A-3, la carretera de Valencia y cuando llegues al kilómetro 186 solo tienes que tomar la salida de la autopista, siguiendo por la CUV 8703, hasta que llegues a la N310, donde deberás tomarla hacia la izquierda y en unos 14 km estará ya Villanueva de la Jara.

Si quieres ir de Villanueva de la Jara a Casasimarro, es necesario tomar la CM 3122 que va directa a la población.

Museo del Humor de Casasimarro,  Cuenca

Una buena idea, aprovechando que hacemos la visita a Villanueva de la Jara, es visitar el museo del humor que se encuentra en Casasimarro y que merece mucho la pena conocerlo.

El museo lleva poco tiempo abierto y se fundó y patrocinó por el ya fallecido José María Iñigo, donde se recogen muchas obras y recuerdos del humor en nuestro país. Desde TBOs, hasta viñetas en los periódicos, además de Mortadelo y Filemón o Super López.

De igual forma es posible ver los diseños y borradores de carácter preliminar de multitud de dibujos, algo que es muy interesante, pues permite apreciar cómo podemos comenzar a realizar un dibujo de cómic y poder ver así el resultado final.

De igual forma, tienes una sección que está dedicada al mítico Forges, donde es posible ver muchos dibujos y viñetas originales de este periodista y dibujante.

Otro humorista que también tiene su espacio en este museo es Mingote, con una sección donde podemos ver los dibujos y viñetas de hace medio siglo. De igual forma es posible ver dibujos que, en su momento, no se pudieron publicar al ser censurados en la época de Franco.

No faltan artistas como Gila, Alfredo landa, Gila, el Gran Wyoming, Historias de la Puta Mili o el famoso El Jueves.

Lo cierto es que, cuando se recorren las distintas obras y secciones, no podemos dejar de sonreír cuando nos acordamos de esos tiempos.

Una zona con muchos atractivos

Como podemos ver, lo cierto es que Villanueva de la Jara tiene bastantes atractivos que hacen que sea una población de las que esconden más encantos de los que pudiésemos pensar en un principio. Esto es algo que ocurre a lo largo de toda España, por lo que somos auténticos fans del turismo de interior.

No hay que olvidar las bondades de este turismo y todo lo que hacen para muchas zonas de España que encuentran una fuente de ingresos extra que ayudan mucho a sus habitantes y en especial a que estas poblaciones no sufran aún más despoblación de la que ya sufren.

Una de las iniciativas que nos parecen de gran atractivo es el museo del humor de Casasimarro, pues es de esos museos rurales que son diferentes y pueden enriquecer mucho una visita a la comarca.

Lo cierto es que, como os hemos comentado en el artículo, el catálogo que tiene en el campo del turismo es realmente destacado y merece mucho la pena tenerlo en cuenta, pues es de esas visitas que pueden disfrutar pequeños y mayores.

Quizá este tipo de iniciativas deberían de extenderse más a lo largo de nuestra geografía, pues así es como vamos a poder ir haciendo de las visitas algo más atractivo y llegar a algunos nichos o sectores de la población que de otra forma sería más complicado que visitasen la localidad en cuestión.

Así que ya sabes, si tienes ganas de hacer una escapada, Villanueva de la Jara y su Museo del Humor cercano son una opción de lo más atractiva que permite poder disfrutar de los encantos de esta población conquense y de disfrutar de uno de esos museos que por su particularidad, te van a causar una gran sorpresa y muchas risas debido a su curiosa temática.

Esperamos que este artículo te sea de utilidad y que, si ha sido así, no debes dudar de compartirlo con tus familiares o amigos, pues esta población y en general la provincia de Cuenca bien merecen una visita con la que poder disfrutar de sus grandes atractivos.