Barcelona, cuna del arte modernista

Barcelona, cuna del arte modernista

Una vez al mes viajo a Barcelona por motivos de trabajo, y no se puede decir que la experiencia me desagrade, ya que la empresa me paga unas dietas muy interesantes por cada viaje y Barcelona me encanta. La semana pasada hice el último viaje, a partir de ahora no tendré que trabajar, y aunque mi vida ahora será mucho más tranquila, la verdad es que creo que lo echaré de menos. Así que pensé que podía aprovechar el viaje para pedir un par de días libres y disfrutar relajadamente de mi estancia de la ciudad condal.

 

Visité los lugares más emblemáticos de la ciudad, salí de tapas y cañas, paseé por la playa y comí los mejores bocadillos vegetales que os podáis imaginar en un conocido bar de bocatas del barrio del Born. Fue un viaje muy divertido y empleé bien el poco tiempo que tenía disponible, incluso asistí a una representación teatral organizado por el teatro Lliure, Davant la jubilació  un texto del dramaturgo Thomas Bernhard, dramaturgo austriaco y creador de un nuevo estilo conocido con el nombre de Teatro de la Subjetividad,  y que describe la celebración secreta del aniversario de Himmler, uno de los genocidas más sanguinarios de todos los tiempos.  La obra está protagonizada por Pep Cruz, Marta Angelat y Mercè Arànega y dirigida por Krystian Lupa. Fantástica, estará en cartel hasta el 5 de febrero, así que si no lo habéis visto y estáis cerca, os la recomiendo

Otra de las cosas que quería hacer durante mi visita a Barcelona era alojarme en uno de sus famosos hoteles de lujo, más concretamente en el Mercer House Boria Bcn, situado en el céntrico barrio del Born,  antiguo barrio medieval de mercaderes y artesanos, y a día hoy en día una de las zonas cosmopolitas y de moda en la ciudad. El edificio conserva la originalidad de su arquitectura con años de historia, pero incorporando elementos modernos para ofrecer a sus clientes el máximo confort. Las habitaciones incluyen todos los servicios, wifi, t.v, teléfono e incluso secador de pelo, plancha y cuna bajo petición, entre otros servicios sobresalientes. Sinceramente creo que nunca había dormido tan bien.

De ruta por el Barrio del Born

El barrio del Born, también conocido como el barrio de la Rivera, es de lo más fascinante que te puedes encontrar en Barcelona. Este barrio de origen medieval cuenta con infinidad de callejuelas y rincones asombrosos, que atrapan al viajero y le revelan la verdadera esencia de la ciudad catalana.

Nuestra ruta por el Born comienza en Arc de Trionf, y desde allí bajamos rumbo a nuestro primer destino, la Catedral de Barcelona, un emblemático edificio de arquitectura medieval, y cerca, nos encontramos con la Iglesia de Sta María del Mar, popularmente conocida como la Catedral del Mar.

Seguimos nuestra ruta medieval y llegamos a la Calle Montcada, donde podremos visitar el Museu Picasso, en homenaje al artista, uno de los más destacados del siglo XX.  Y sin salir de Montcada, llegamos a la Casa dels Entremessos, un centro cívico que alberga muchos de los gigantes y cabezudos que desfilan por Ciutat Vella durante las fiestas populares.

A pocos metros se encuentra uno de las edificaciones más emblemáticas del arte modernista catalán, el Palau de la Música, un auditorio de música proyecto del arquitecto barcelonés Luís Domènech i Montaner, uno de los máximos exponentes del modernismo.  En el año 1977 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para finalizar nuestra ruta podemos acercarnos hasta el mercado de Sta Catarina, un antiguo mercado medieval reconstruido del que sólo conserva las puertas y la fachada, siendo su colorida bóveda la parte más impresionante de la construcción, y sólo visible desde lo alto. Aquí se pueden comprar todo tipo de productos frescos de primera calidad y degustar la sabrosa y variada cocina tradicional catalana.

“Barcelon , que bello horizonte, como una joya en el sol. Por ti seré gaviota de tu bella mar”

Freddy Mercury